¿Por qué debe un extranjero registrar su marca en los Estados Unidos?